Cómo limpiar tus zapatos de piel

Cómo limpiar tus zapatos de piel

Trucos para limpiar el calzado de piel

En primer lugar debemos distinguir entre zapatos de cuero y zapatos de ante. Pues son distintos materiales, aunque ambos sean piel. Al igual que cada tipo de piel tiene sus características y particularidades, cada una se debe limpiar de forma distinta. Por lo tanto, vamos a ver cómo limpiar tus zapatos de piel según ésta. 

Consejos para limpiar zapatos de cuero

El cuero es un material que si lo limpiamos bien y lo protegemos, nos durará muchos años. Te detallamos todos los pasos a seguir para una limpieza perfecta: 

  • En primer lugar recomendamos utilizar un trapo de microfibra humedecido en agua y bien escurrido. Con el trapo simplemente mojado en agua será suficiente para sacar toda la suciedad y polvo a nuestros zapatos de forma sencilla. Pero si se nos resiste alguna mancha, también existen espumas limpiadoras para calzado específicas.
  • Después de haber limpiado bien nuestros zapatos de cuero con un trapo húmedo, podemos sacarle brillo utilizando una esponja con crema de color o transparente. Una de las cremas más conocidas son las de la marca de limpieza de calzado Kiwi, que se pueden encontrar en cualquier tienda de reparación de calzado o en el supermercado. Existe incluso la esponja con la crema incorporada, lo cual hace que su aplicación sea todavía más sencilla. Las hay transparentes o de color. La transparente le dará brillo, y la de color tapará incluso las rozaduras renovando el tono del zapato.
  • Otra opción muy popular es usar un tarro de crema hidratante de manos tradicional para nutrir el cuero. Lo hidratará y le aportará un brillo muy bonito. Además de prevenir que la piel se agriete en un futuro.

El cuero es como la propia piel del ser humano, necesita de hidratación para una mejor protección y aspecto. Así que si quieres que tus zapatos de piel perduren, te aconsejamos aplicar algún tipo de crema de vez en cuando.

Consejos para limpiar zapatos de ante

La piel de ante, gamuza o nobuk es aterciopelada y suave. Por ello, es mucho más delicada que el cuero y requiere de unos cuidados especiales. 

  1. Lo mejor para limpiar los zapatos de ante es usar un cepillo de cerdas suaves. Si lo hacemos habitualmente, le sacaremos el polvo y prevenimos que salgan futuras manchas más acentuadas y difíciles de eliminar. Lo ideal es cepillarlos a contrapelo.
  2. Si hay manchas más complicadas de quitar, te recomendamos humedecer un paño de microfibra con un pelin de jabón, o bien unas gotitas de amoniaco - muy poca cantidad siempre y con cuidado -  disueltas en agua. Antes de hacer esto, lo mejor es probar primero en una zona del zapato que no sea muy visible, y una vez visto el resultado, luego realizarlo en el resto. Después dejamos que se sequen las botas o los zapatos libremente.
  3. Otra opción también muy eficiente para limpiar los zapatos, son las gomas de borrar especiales para calzado de ante.  Las podrás encontrar en cualquier tienda de reparación de calzado.
  4. No todo es limpiar tus zapatos de piel, también es muy importante protegerlos. Existen numerosos sprays en el mercado que protegen la piel de ante o nobuk contra la lluvia o posibles sustancias que puedan mancharlo. Estos sprays ejercen una película protectora que mantendrán tus zapatos a salvo.

En definitiva, estos son todos los trucos que en Juanvi Calzado empleamos para proteger y cuidar nuestro calzado. ¿Se te ocurre algún truco más sobre cómo limpiar tus zapatos de piel? Déjanos tu comentario. 

Todos los comentarios

Deja una respuesta

Product added to compare.